Bowl: Un elemento versátil, útil y muy necesario

Un Bowl es un implemento de cocina absolutamente cotidiano, que sí o sí deberías tener en tu hogar, sobre todo en estos tiempos en que se les puede dar muchos tipos de uso. Un bowl es un producto útil y versátil, que sirve principalmente para manipular, mezclar y preparar muchos tipos de alimentos, desde una ensalada, un plato principal o un desayuno.

Esa versatilidad que tiene un bowl no sólo tiene que ver con las preparaciones para las que se puede usar, si no también con sus diferentes tamaños, capacidad y material de fabricación, pues hoy existen bowls de vidrio, cerámica, plástico, acero y más.

Si bien los bowls son clave para elaborar y mixear ingredientes y masas de ciertas recetas, hoy son toda una tendencia alimenticia, porque al utilizarlos también como emplatado, su diseño y colorido ha cambiado y mejorado.

¿Te gustaría conocer los tipos de bowl que tenemos en Mesa y Cocina? Te invitamos a saber más sobre ellos y sus características, tomando en cuenta que son de marcas de alta gama y con eficacia y calidad probada.

 

 

Diseños y tipos de bowl

Tal vez su diseño o tamaño no hará que cambie el sabor de una preparación, pero no nos olvidemos que muchas veces el apetito entra por la vista y sí aporta muchísimo estéticamente hablando, pues además hace nuestro plato mucho más atractivo.

Además, dependiendo del tipo de material y su forma, sí puede cambiar la experiencia y la comodidad al utilizarlo, por lo que creemos, no da lo mismo que tipo de bowl usar en la cocina.

Revisemos algunos.

 

 

Bowl Staub

Staub es una marca francesa muy potente en términos de calidad y trayecto, pues arrastra una fuerte tradición gastronómica y culinaria. Se caracteriza por elaborar productos principalmente de cerámica, los que destacan por ser auténticos, llamativos y elegantes.

Además, son elaborados con tecnología de última generación, por lo que no sólo son favoritos en casa, sino que también en restaurantes de todo el mundo.

Perfectamente redondos, con un diseño simple y elegante a la vez, resistentes, cómodos y coloridos, los Bowl Staub son de una tremenda calidad ¿Por qué? Porque están elaborados en cerámica recubierta, siendo muy resistentes a rayones y deterioro.

Por su material, también logran mantener la alta temperatura de algunas preparaciones – como sopas o cremas – además de ser muy fáciles de limpiar. Puedes encontrarlos en un tamaño de 14 o 17 cm, y em 9 colores diferentes. Son resistentes a rayones, logran mantener la temperatura de preparaciones calientes – ideales para sopas y cremas – , y son muy fáciles de limpiar. Podrás encontrarlos en 14 y 17 cm.

 

 

Bowl Ocuisine

La marca francesa Ocuisine es especialista en fabricación de fuentes, bowls o artículos de mesa elaborados en vidrio borosilacato. Tener un bowl Ocuisine en casa es sinónimo de calidad y durabilidad, caracterizándose principalmente por su inigualable resistencia a temperaturas extremas ( 300° de calor y -40° de frío), esto por su material de confección.

En Mesa y Cocina tenemos Bowls Ocuisine de diferentes tamaños – de 1 a 4,1 lts – destacando el bowl expert, que es el de mayor capacidad y es especial para repostería, pues viene con las medidas incorporadas para poder hacer mezclar y cocinar en él.

 

 

Receta de bowl de granola casera

Ya te mencionamos más arriba que la tendencia actual es utilizar un bowl al desayuno, para hacer ricas preparaciones por la mañana, llenas de energía, pero además con emplatados que parecen profesionales.

Las fotografías de desayunos en Instagram son todo un hit, y SIEMPRE llevan un bowl como base.

 

 

INGREDIENTES

      3 tazas de frutos secos mezclados. Usa los que más te gusten, nosotros te recomendamos agregar nueces, almendras y avellanas.

      1 y 1/2 taza mix de frutas deshidratadas. Usa las que más te gusten, nosotros te recomendamos dátiles, cranberries, pasas rubias y coco rallado.

      1/2 taza syrup.

      5 cucharadas de aceite de coco.

      1/2 cucharadita de canela en polvo.

      ½ cucharadita de esencia de vainilla.

 

PREPARACIÓN

 

Paso 1

Cortar de forma separada los frutos secos y las frutas en trozos (manual o en procesadora a velocidad baja y poco tiempo).

Paso 2

Llevar todos los frutos secos a un sartén a fuego bajo e ir moviendo para lograr que se tuesten levemente, por unos 10 a 15 minutos, y retirar del fuego.

Paso 3

Agregar en un bowl los frutos secos y luego mezclar con las frutas.

Paso 4

Añadir el syrup y el aceite de coco derretido.

Paso 5

La granola ya está lista. Se puede guardar en un frasco o un contenedor hermético para usarla después, o bien utilizarla como ingredientes para un desayuno, como un Acaí bowl u otros.