Copa de vino, champagne y cóctel ¿En qué se diferencian?

Tipos de copas hay muchísimos, tantos que es común confundirse y no saber exactamente cuál está diseñada para qué tipo de bebida. Una copa de vino no tiene la misma forma que una copa de champagne, como tampoco de una copa para margarita, gin o cognac.

Aprender a diferenciarlas no es para nada un trabajo difícil, sólo debes darte el tiempo y luego estarás listo para comprar copas con conocimiento real. Por lo mismo, y para facilitarte el trabajo, hemos preparado esta pequeña guía con algunos de los tipos de copas más comunes y sus características, para que así aprendas para qué tipo de bebida fueron diseñadas.

 

 

Copa de vino, champagne y cóctel ¡Aprende a diferenciarlas!

Copas alargadas, otras más cortas. Copas más anchas y otras menos, con boca ancha o más pequeña…en fin, los tipos de copas están definidos según su forma, la cual ha sido elaborada pensando en el tipo de bebida que tendrá adentro, resultando así una copa de vino, copa de champagne, de aperol, etc…

¿Conozcamos las características de cada una?

 

 

Copa de vino

Aquí nos encontramos con dos grandes grupos: copa de vino tinto y copa de vino blanco. Si bien no pasa nada por tomar un vino tinto en una copa diseñada para vino blanco, el protocolo nos dice que la copa de vino blanco suele tener menos capacidad que la copa de vino tinto,  pues esta última tiene un tamaño más amplio.

Ambas tienen un cuello largo para que el calor de la mano no modifique la temperatura del vino

 

 

Copa de cognac

La copa de cognac o brandy es de una apariencia “gordita”, redonda y con cuello corto y grueso, para que exista un mayor contacto con la palma de la mano y por ende mantener el cognac a mayor temperatura.

En la boca es más estrecha, para así mantener su aroma, y se deben llenar hasta la mitad o incluso menos.

 

 

Copa de margarita o Coupette

La Copa margarita lleva este nombre pues el clásico tequila margarita mexicano se sirve en este tipo de cosas, aunque igualmente se pueden utilizar para otros cocteles, como daiquiri o blue lagoon.

Su forma es bastante particular, pues de esta manera se ven mucho más atractivos los tragos con varios ingredientes y colores.

 

 

Copa de gin

¡El destilado de moda! El gin tonic se consume cada vez más y por lo mismo tienes que aprender a identificar en qué se bebe. La copa de gin es de cuello largo y fino, pero el cáliz es redondo y muy ancho.

 

 

Copa de martini o cóctel

La copa de martini es clásica y elegante. Se utiliza principalmente para servir este tipo de licores, pero también para otros cócteles que llevan decoración y sin hielo. Es bastante similar en características a la copa margarita, con cuello largo y boca ancha.

 

 

Copa flauta

Este tipo de copa es la que se conoce tradicionalmente como copa de champagne. Su forma alargada y delgada es para evitar que se pierda rápido el gas, y su cuello largo, para no entibiarla con la temperatura de la mano.

 

 

Receta de sangría

Una clásica sangría, sobre todo en verano, es el trago perfecto para llenar las copas con amigos. Veamos qué se necesita y cómo la preparamos!

 

INGREDIENTES

(Para 2 litros de sangría)

 

  • 1 botella de vino tinto.
  • 2 duraznos.
  • 1 manzana.
  • Medio litro de jugo de naranja recién exprimido.
  • Jugo de 1 limón.
  • 1 trozo de canela en rama.
  • 2 cucharadas de azúcar y 2 cucharadas de agua (para el almíbar).

 

PREPARACIÓN

 

Paso 1

En una jarra de dos litros, verter el vino de la botella.

Paso 2

Pelar los duraznos y córtalos en cuadritos. Agregarlos al vino de inmediato.

Paso 3

Cortar la manzana en cuadritos y también agregar al vino.

Paso 4

Agregar medio litro de jugo de naranja y el jugo de limón.

Paso 5

Preparar un almíbar para endulzar y agregar a la mezcla.

Paso 6

Agregar el trozo de canela y remover bien.

Paso 7

Dejar reposar durante dos horas a temperatura ambiente, para que así el vino tome el sabor frutal.

Paso 8

Al momento de servir, añadir un poco de hielo y ¡A disfrutar de una sangría fresquita!