Moldes Nordic Ware: Amor por la innovación

Los moldes para cocina son muy útiles para preparaciones mayormente de repostería o de algún tipo de comida que requiera alguna forma y consistencia especial, además de una buena y precisa cocción.

Tipos de moldes ¡Hay muchísimos! Podrás encontrar de diversos materiales y formas, favoreciendo o la facilidad de las preparaciones, o bien la presentación de las mismas, pues en temas de innovación y creatividad, los moldes tienen muchos que decir.

Justamente en este último punto queremos detenernos hoy, pues existen unos tipos de moldes que no pasan desapercibidos y que una vez que los conozcas, te advertimos, no los podrás dejar de usar! Se trata de los moldes Nordic Ware.

En mesa y cocina puedes encontrar 17 tipos distintos de moldes Nordic Ware, desde algunos más sencillos y típicos, hasta otros que realmente parecen sacados de cuentos ¿Cuál elegir? Eso dependerá de ti y de tus necesidades, pero hoy queremos que los conozcas.

 

 

 

Moldes Nordic Ware ¿Por qué elegirlos?

Si bien los moldes Nordic Ware son todos diferentes y te servirán para preparar muchas recetas distintas, todos tienen en común su gran calidad, sus lindos diseños, resistencia y durabilidad.

Se trata de moldes de aluminio antiadherente, el cual es un excelente material de cocina, sobre todo si hablamos de moldes, pues hace que éstos no se deformen, además de lograr repartir el calor de manera uniforme. Por otra parte, son muy fáciles de desmoldar y lavar.

Otra razón no menor para elegir moldes Nordicware, es su variedad, creatividad e innovación en cuanto a diseño.

Moldes para queques, kuchen, galletas, chocolates, bombones, mini brownies y más. Sus figuras son únicas, desde galletas de jengibre, hojas maplefiguras de otoño ¡Todo un mundo!

 

 

Receta de bizcocho

Para tener la base de una deliciosa preparación dulce, esta receta de bizcocho seguro te va a servir!

 

INGREDIENTES

 

  • 5 huevos.
  • 250 gr de azúcar.
  • 250 gr de harina.
  • 50 ml de agua.
  • 25 ml de aceite de oliva.
  • 8gr de polvo de hornear.
  • 1 pizca de sal.
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla.
  • Ralladura de limón.

 

PREPARACIÓN

Paso 1

Separar las yemas y claras de los huevos en dos bowls.

Paso 2

Batir las claras con una pizca de sal y cuando estén blancas, añadir la mitad de azúcar, ralladura de limón hasta obtener un merengue bien firme y reservar.

Paso 3

En el bowl de las yemas incorporar el agua, aceite, el resto del azúcar, ralladura de limón y la esencia de vainilla. Batir bien.

Paso 4

Mezclar la levadura con el polvo de hornear con la harina pasar por colador sobre el bowl de las yemas.

Paso 5

Batir todo hasta lograr una masa espesa.

Paso 6

Incorporar de a poco las claras a la mezcla de harina y yemas con movimientos envolventes con una cuchara.

Paso 7

Al obtener una masa perfectamente homogénea, poner esta mezcla en el molde.