Ollas: Diferencias entre sus materiales y tipos de preparación

Ollas: ¿Sabías que sus materiales de fabricación cumplen funciones según lo que desees en la cocina? ¿Cuáles son? ¿Qué cocinar en cada una? Descúbrelo aquí. 

 

Al momento de poner manos a la obra para cocinar, un implemento fundamental que sí o sí tienes que tener, son ollas. Lo interesante es que cada vez podemos contar con más tipos, según su función, lo que se quiera preparar y por ende, también su material de fabricación

 

Esto es clave, porque una olla de cerámica es distinta a una olla de aluminio, ya que si bien hay preparaciones que puedes hacer en ambas, hay materiales que son mucho más idóneos que otros según alimentos o según lo que se quiera cocinar y lograr.

 

Por lo mismo, hemos preparado una mini guía con tipos de ollas según sus materiales de fabricación, para que tengas claro cuáles son las características de cada uno y qué tipos de preparaciones suelen hacerse en ellos. 

 

Eso sí, recuerda leer hasta el final, porque también te traemos una exquisita receta!

 

 

 

Ollas y sus materiales de fabricación ¿En qué se diferencian entre sí?

Cocinar en una buena olla es impagable. Realmente cambia tanto el sabor y aroma de la comida, como también la experiencia en la cocina. Pero independiente de la calidad de las ollas, hay de muchos tipos de materiales y sin lugar a dudas, cocinar se vuelve mucho más placentero y práctico cuando se tiene las herramientas correctas

 

Es por esto, que te invitamos a prestar atención y tomar nota a esta guía sobre materiales de ollas, para que aprendas con exactitud las ventajas de cada material y para qué suelen utilizarse. 

 

 

Ollas de teflón

Es en palabras simples, una olla antiadherente. Este tipo de ollas son ideales para preparaciones que utilizan poco o ningún aceite, pues no se pega, y esa es su gran ventaja. Ahora bien, hay que tener claro que en cuanto se comience a pelar, hay que cambiarla para evitar la contaminación de los alimentos. Para evitar arañazos y mantener la superficie por más tiempo, te recomendamos utilizar un revolvedor de silicona.

 

 

Ollas de greda

Su material no implica riesgos para la salud y su gran ventaja es que mantiene el calor por más tiempo. Por lo mismo, es ideal para preparaciones calientes como sopas o la clásica cazuela chilena. Limpiarla cuesta un poco más, por su superficie porosa.

 

 

Ollas de cerámica

Son maravillosas para cocinar y tienen muchas ventajas. Son antiadherentes, fáciles de limpiar, antibacteriales, no tóxicas y además conservan bien el calor, siendo ideales para preparaciones con cocción lenta.  En esta categoría entran las ollas 100% cerámica, con revestimiento antiadherente o bien con revestimiento cerámico. Imposible no destacar aquí las Ollas de cerámica Roichen

 

 

Ollas de aluminio

Sirven para casi todo tipo de preparaciones, exceptuando aquellas comidas ácidas, pues se corre riesgo de contaminación. Son ollas transversales pero que hay que cambiar de manera periódica para poder usarlas sin dañar la salud. 

 

 

Ollas de acero inoxidable

También sirven para varias preparaciones, pero hay que evitar cocinar en ellas frituras o alimentos ricos en azufre, como es el caso del brócoli, repollo, coliflor o cebolla, porque éstos aumentan la migración de níquel, el cual es liberado por las ollas de acero inoxidable, pero en pequeñas cantidades. 

Como su nombre lo dice, no se oxidan, y además distribuyen bien el calor y son fáciles de limpiar. 

 

 

Ollas de titanio

Son resistentes, antiadherentes y no liberan residuos, por lo que son especialmente indicadas para preparar comida para bebés. Si se conservan bien, incluso pueden durar toda la vida, pero es importante no usar utensilios que la rayen.

 

 

Ollas de vidrio

Las ollas de vidrio no tienen ningún riesgo para la salud porque son atóxicas, fáciles de limpiar y el alimento no se pega. Eso sí, hay que estar muy atentos a la preparación porque al descuidarla podría quemarse lo que estás cocinando, ya que si distribución del calor no es la mejor, pero estando pendiente, es ideal para sopas. 

 

 

Ollas de hierro

Duran muchísimo, son resistentes, mantienen la temperatura y al cocinar en ella se libera fierro, lo que es beneficioso sobre todo para personas con anemia ferropriva o para vegetarianos y veganos. Las ollas de hierro son perfectas para cocinar salsas. 

 

 

Receta de Ratatouille de verduras frescas

Una receta facilísima, que saca de apuros y que además es rica y nutritiva ¡Aventúrate a cocinar ratatouille de verduras frescas!

 

INGREDIENTES

 

  • 150 gr de cebolla.
  • 10 gr de pimientos.
  • 300 gr de zapallo.
  • 150 gr de berenjenas.
  • 1 ají.
  • 500 gr de tomates.
  • 4 dientes de ajo.
  • Puñado de hierbas, como laurel y tomillo.
  • Sal y pimienta a gusto.

 

PREPARACIÓN

 

Paso 1

Cortar las cebollas en aros y los pimientos en tiras. El zapallo y las berenjenas en cuadritos. Si es necesario, quitar las semillas del ají y luego picar

 

Paso 2

Cortar los 500 gramos de tomates en cubos.

Paso 3

Machacar los dientes de ajo.

Paso 4

Agrega y combina todos los ingredientes en la olla, idealmente de cerámica, y déjalos cocer durante 45 minutos tapados a fuego lento

Paso 5

Salpimienta a gusto e incorpora las hierbas.

Paso 6

Aliñar con un chorrito de aceite de oliva. 

 

¡A disfrutar!